La madre de todas las velas

análisis técnico Jun 11, 2020

Conozcamos a la vela maestra o “the master candle”
Por Gabriel Montalto, director de Tradimo Interactive España

Ésta es una vela utilizada para el análisis técnico, el chartismo y, por supuesto, para la operativa con determinados instrumentos financieros. En mi opinión, se trata de una de las velas más importantes que existen para la toma de decisiones en el trading.

Mi hallazgo

En 2012, visitando algunos foros de trading en EE.UU., me encontré con una vela japonesa de la cual desconocía la existencia y, de hecho, la autoría y procedencia de dicho descubrimiento es bastante incierto, solo pude llegar a saber que se atribuía a un trader de Forex norteamericano. Siempre tuve la idea de que las velas japonesas mediante los patterns o figuras solo nos servían para encontrar giros en las tendencias.

Sin embargo, la vela maestra funciona diferente y, a veces, si no se entrena, es difícil identificarla. Además, debo decir también que su fiabilidad es de más del 60% cuando aparece.

Veamos en el primer gráfico qué es la vela maestra:

Se trata de una vela que puede o no tener un gran cuerpo, incluyendo sus sombras.La deberemos encontrar para mayor fiabilidad en intervalos que van desde los 30 minutos hasta las 4 horas máximo, en el caso del ejemplo, se trata del EUR/USD en gráfico horario.

  

La vela maestra es una vela que deberá ser antecedida y/o precedida por mínimo 6 o 7 velas. También es muy importante que en el conjunto de estas velas ninguna de ellas sobrepase los límites de la vela maestra, tanto cuerpo como sombras. Cuantas más velas se encuentren dentro de la vela maestra, más fuerza y fiabilidad tendrá.

Esperando la señal para operar

Como toda formación en velas japonesas, para el caso de la vela maestra es similar, por lo que debemos esperar a tener una posible señal que nos permita tomar una decisión a la hora de invertir.

La vela maestra, según mi experiencia, es muy buena en los principales pares de divisas, los índices principales y, por supuesto, algunas materias primas.

En este contexto, el mercado a analizar deberá ser sumamente líquido y con una volatilidad aceptable, para así evitar falsas señales y, por consecuencia, errores operativos.

Volviendo al gráfico nº1, encontramos enmarcada en azul la vela maestra ya reconocida, en amarillo vemos la serie de velas que la preceden, en este caso 14 velas y, además, tenemos los niveles de entradas para largos y cortos con la línea verde y roja, respectivamente.

¿Cuándo se produce una señal?

Como comenté al pricnipio, la diferencia ente las figuras tradicionales con las velas japonesas, donde siempre esperamos un cambio de tendencia con ellas, con la vela maestra no será tan relevante en qué punto de la tendencia se encuentre, ya que podrá ser una señal de continuidad o, por lo contrario, un cambio de tendencia, hasta en un movimiento lateral donde muchas veces hay desconcierto para operar frente a esta tendencia.

 

La señal se produce en el momento de que una vela rompe por encima o por debajo las sombras de la vela maestra.

Si observamos el gráfico 2, encontraremos dos velas maestras en horario para EUR/USD de los días 16 y 17 de octubre de 2019. Ya que tenemos una ruptura alcista en la primera vela del día 16, señalada con círculos negros, donde el cierre de ésta se sitúa por encima de la sombra de la vela maestra, y la segunda vela tiene una apertura igualmente por encima de la sombra de la vela maestra, coincidiendo pese a ser bajista ésta última su precio de apertura con la anterior alcista.

En este momento, podemos decir que estamos frente a una señal alcista para esta situación gracias a la vela maestra. Para el día 17 nos encontramos el mismo caso, la vela maestra en horario nos da una señal activa alcista después de 24 velas que la siguen, dicha señal es activa y sin que pueda saber el resultado al estar escribiendo este artículo utilizando precios de cotización a tiempo real.

En el siguiente gráfico 3 podremos reconocer otra señal, esta vez bajista, que nos da la vela maestra en este caso con velas que le anteceden o se encuentran a su izquierda, el ejemplo es del par GBP/JPY en treinta minutos.

Aquí sobre todo lo más interesante es que en la misma jornada del día 25 se septiembre de 2019, aparecieron dos señales consecutivas y bajistas mediante dos velas maestras en gráfico de 30 minutos.

En la primera vela, con el resto de las velas a su izquierda, y en la segunda señal (ratificación para los cortos) con las velas a su derecha.

Hoja de ruta a seguir una vez identificada la vela

Independientemente de cuál sea la señal o tendencia que nos marque la vela maestra, su uso se aplicará para operativa con largos y cortos por igual. También nos resultará menos relevante en qué parte dentro de una tendencia se encuentre la vela.

Cuando se active una señal debemos tener presente que el posible recorrido será de entre 1 y hasta 4 veces el tamaño de la vela maestra. Con este dato podremos hacer diferentes mediciones para el seguimiento del trading y gestionar así el desarrollo de nuestra posición, sobre todo cuando esté en beneficios.

También podremos encontrarnos que el recorrido posterior a una vela maestra culmine con el comienzo de otra vela maestra, la que podrá así mismo ratificar la tendencia iniciada o, por el contrario, rectificarla y dar un giro a la misma.

Veamos en el siguiente gráfico (4) los ejemplos que acabamos de comentar:

 

Lo mismo sucede en una señal alcista (gráfico 5), aquí en un gráfico horario para DAX30 alemán, del día 10 de octubre y 15 de octubre de 2019.

El tamaño de la primera vela del día 10 de octubre es de aproximadamente 50 puntos, y el primer objetivo alcista completado se sitúa a unos 260 puntos por encima del nivel de entrada para el largo.

Vemos también como la otra vela maestra se acrivó con implicaciones alcistas el día 15 de octubre, la cual tras semanas no se anuló la señal, como tampoco llegó a objetivo situado a 12860 puntos.

¿Cómo gestionar el riesgo con el uso de la vela maestra?

Sin lugar a dudas, este es uno de los puntos más importantes a la hora de operar en los mercados financieros. Independientemente de si nos regimos por la gestión de capital o no, la estrategia con la vela maestra nos dará una pauta bastante acertada de cómo gestionar nuestro riesgo en la operativa.

Cuando descubrí esta vela, las indicaciones que se daban a la hora de operar según su señal no eran del todo satisfactorias en el resultado de las diferentes pruebas que realicé, ya que la colocación de una orden de protección (stop loss), debía ir a mitad de la vela maestra, generando con esto muchos trades fallidos.

La conclusión más exacta que he logrado sacar a la hora de poner un stop loss es que, para el caso de un largo, el stop loss deberá ir por debajo del mínimo de la vela maestra, y en el caso de un corto por encima del máximo de la vela maestra (gráfico 6).

De esta forma vamos más tranquilos frente a determinados movimientos como consecuencia de la volatilidad puntual en donde se encuentran a veces determinados instrumentos o activos para operar.

La vela maestra indicada en azul ha dado señal de compra para largos en el círculo negro, primera zona de objetivo siempre deberemos marcar como probable 1,5 veces el tamaño de la vela, la zona de protección será la zona roja por debajo del mínimo de la vela. Si viéramos que la tendencia, y por consecuencia la operación, prosigue al alza superando la distancia de 1,5 veces el tamaño de la vela, pasará a ser en este caso el objetivo un nivel superior, no cerraríamos la posición, pero sí moveríamos nuestra protección hasta la primera zona de parada realizada (rectángulos verde y rojo). 

De esta forma estaríamos asegurando beneficios y esperando un mayor recorrido a nuestro favor. En los cortos operamos igual para proteger nuestra posición bajista, solo que tomaremos como zona de protección el máximo de la vela maestra de referencia, y posteriormente seguiremos el recorrido respetando las indicaciones como anteriormente mencionamos para un largo.

Conclusión y apoyo técnico

Sin duda alguna, se trata de una vela muy interesante, y por el porcentaje de aciertos que tiene cuando aparece se le otorga más protagonismo. Podemos combinarla con algún indicador del tipo RSI para determinar mejor las posibles señales venideras. Las bandas de Bollinger pueden también ser un indicador interesante cuando lo incluimos a la presencia de una vela maestra.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.